viernes, 22 de junio de 2012

Mirarte a los ojos y decirte que antes de rendirnos fuimos eternos.




Gracias por haber sido enorme, por haber sido siempre tu mismo, pero hoy no encuentro razones para quedarme. Nos han robado las estrellas, y todo parece ser que ha cambiado. Que ni yo fui tan mala ni tu tan bueno. Será que mi piel de gallina ya no responde al verte llegar, que ya oigo muy lejos tus “esta mañana estás más bonita que nunca”. Me prometiste 7 horas en el cielo de Madrid, y aquí nos tienes, que si hubiésemos sido gatos se nos hubieran agotado las 7 vidas. Tendremos que ir buscando clavos para ver si conseguimos sacar este, anclado fuerte. Y es que quitándole la pila al reloj no matarás el tiempo...lástima que no pudimos ser inmortales, que no pudo ser infinito.

Escrito por María González Torres. ©

2 comentarios:

  1. Wow Maria! Me encanto.. (asi como el titulo de la entrada, esa cancion es mi preferida). Es como que me siento a mi misma escribiendo ese texto. Tantas promesas sin cumplir, poco coraje? poca valentia? El sentimiento que se desgasta con el tiempo... como que no pudimos llegar a ser inmortales. ES verdad. Espero que este todo bien! Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu blog! Te felicito por la entrada, es preciosa...
    Sigue escribiendo! Un besito <3

    Te espero en mi blog :3
    www.missescaliforniandream.blogspot.com

    ResponderEliminar