jueves, 19 de julio de 2012

Y siento por segundos que me caigo al suelo...



Por mi tripa. Lugar donde puedo sentirte cada día. El amor se siente en el estómago donde notamos esas primeras mariposas. Esos nervios cuando vas a verle, o simplemente cuando hablas con él. Zona donde deseas que sus labios recorran tres mil laberintos. Donde te gusta que sus dedos caminen esos centímetros una y otra vez, a veces, incluso, parecen kilómetros. Sólo hacer alguna pausa en tus lunares para respirar y al final soltar todo el aire en un suspiro o una carcajada. Me encantaría que mi ombligo fuera el centro de tu universo, y la respuesta a todas tus preguntas. Que si algún día decides marchar(te) hazme un favor...llévate mi piel, así no podré seguir tu huella.



Escrito por María González Torres. ©

6 comentarios:

  1. Me encanto eso de que el amor se siente en el estomago... Hermosisimo!

    ResponderEliminar
  2. Que bonito texto :D
    te sigooooo:) pasate por el mio y sigueme si te gusta!
    http://people-change-memories-dont.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el texto, me recuerda uno que escribí hace tiempo. Si escribo todas las entradas exceptas la que tienen las etiquetas música ligera y frases de pelis.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la entrada:D
    un beso linda^^

    ResponderEliminar