lunes, 29 de julio de 2013

Etapas.



Tengo el corazón deshabilitado y necesita que alguien entre por la aorta sin hacer mucho ruido como un parásito, se instale dentro y cree una maldita epidemia en todo mi cuerpo. Que haga que mi corazón sin latido se revolucione, que se acelere mi respiración, que me queme las entrañas y me asfixie sin razón (o la razón). Que me quite estos arañazos de circunstancias, estas cicatrices de añoranzas. Que vuelva a conectar neuronas cansadas para que vuelva en sí mi tacto, para que vuelva en sí yo misma. Que elimine los cimientos que pusieron otros aquí dentro y andan medio en ruinas (no me valen reconstrucciones.) Quiero que sea más fuerte que cualquier virus, que haga enloquecer a mis pupilas, que cause metástasis en todos mis órganos. Quedarme ingresada todos y cada uno de esos domingos insoportables, pero eso sí, que me den el alta los lunes sólo para poder pillar la mayor gripe de mi vida los martes y me contagie hasta llegar el siguiente domingo, donde otra vez, rendida, me encuentre en estado crítico por sus excesos. Que en mi médula sienta un pinchazo de algún imperdible, que tú seas tal imperdible, que no te pierdas. Pero por favor, que no lleven su nombre. Para ese, ya me costó mucho encontrar la cura.

Escrito por María González Torres. ©


Felicidades.


17 comentarios:

  1. Buenísima... Me encanta yo también necesito algo así.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Increíble, como siempre. Y como siempre también, un placer leerte.

    ResponderEliminar
  3. Nos acostumbramos a tatuar nombres que luego no somos capaces de eliminar de nuestra piel. Siempre que tenga otro nombre, será una cura perfecta.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonita forma de escribir. Me has dejado perpleja. Tienes un premio en mi blog, aunque no sé si a ti te va ese rollo... pero lo tienes. Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Sin palabras... qué grande. Te sigo, espero verte por http://montoutdanscemonde.blogspot.com.es/ sería una alegría.

    ResponderEliminar
  6. ¿Ves? Es mágico... Cada vez que entro en tu blog me quedo maravillada con tus palabras. Te expresas genial :)
    Besos.

    quieroperseguircontigoelamanecer.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Comprendo, comprendo todo se puede enfermar y deteriorar menos su marca, la marca que esa persona ha dejado...así que te sigo y te dejo este comentario... ahí y te dejo mi blog para que también me sigas, para seguirme solo tienes que darle a la primera opción de la pestaña de la derecha, deja un comentario y si quieres le das a me gusta:
    http://cumplidoresdeilusiones.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Puedo sentir tus palabras muy dentro. Me da por pensar que sentimos parecido, que somos parecidas. Pero tú escribes mucho mejor. Increible
    Un besazo!!!!

    ResponderEliminar
  9. Espectacular manera de expresar algo que, me sumo, yo también necesito. Un auténtico placer esta lectura

    ResponderEliminar
  10. Por si te interesa, he cambiado de blog :)
    Te lo dejo aquí: www.formalidadesaparte.blogspot.com

    muá :)

    ResponderEliminar
  11. Necesitamos resfriarnos pero bien y el tiempo que entra ojalá nos deje una gripe encima que no sepamos cómo deshacernos de ella, pero porque no se quiera ir, metafóricamente hablando.

    Un abrazo, preciosa.

    :)

    ResponderEliminar
  12. Hola! Soy la chica Star del Blog Mirando las Estrellas, he visto tu entrada y esta realmente bien. La verdad, es que esta muy bien, y te felicito, sigue así de verdad :)
    Muchos besos y abracitos
    Meteros en el mío siempre que podáis comentar y hacernos miembros, me gustaría saber vuestra opinión.
    http://www.mirando-lasestrellas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. ¿Sabías que la foto del beso que tienes en el lateral, a la cual se le hace llamar la foto más romántica de todos los tiempos, fue realmente un beso forzado? La chica no quería besar a ese hombre y él la obligó.

    ResponderEliminar
  14. Tu entrada es preciosa, si te gusta leer pásate por http://andencuatrocientosveintidos.blogspot.com.es/ a cotillear ¡te esperamos!

    ResponderEliminar