lunes, 23 de marzo de 2015

Pereza.




"Tengo que volver a mi planeta."


Siempre que me doy cinco minutos,
nunca llego.
Ojalá supiera irme sin más.
Pedirte,
por ejemplo,
que me olvides.
Aunque nunca del todo.
O que te quedes,
y sueñes tú conmigo.
Ya ves,
lo bonito de las dudas me lo han contado tus labios.
Todo eso de las personas adecuadas
en momentos inoportunos
(o quizás era al revés),
eso de:
¿habremos aprendido a volar queriendo ser aire?
¿Nos habremos buscado donde las calles no tienen nombre?
O ¿dónde nos habremos dejado la humildad emocional?
Expectativas, esas grandes hijas de puta.
La voz desgastada de quien quiso gritar
y no tuvo palabras.
Que soy experta en eso de castillos en el aire
o vender la leche antes de comprar la vaca.
Pero te gustaba así,
marciana.
Me besabas mientras decías que el mundo podía cambiar.
Aunque no querías que cambiara.
Que sabías el donde,
sin saber el cuando.
Mas ahora toca desaprender,
porque ir en contra de uno mismo
es la mayor manera de ponerse barrotes.
Y una vez convertido en jaula,
difícil es
volver a ser casa.
A pesar de todo,
brindo por nosotros,
que nunca lo fuimos.
Pero fue un placer intentarlo.




Escrito por María González Torres. ©

26 comentarios:

  1. Increíble, cada verso.
    Fue un placer leerte. ♥

    ResponderEliminar
  2. A veces es complicado ser uno mismo, y pensar que es posible ser más de lo que parecemos. En realidad, no deberíamos de necesitar a nadie para ser uno mismo, pero siempre buscamos un nosotros. Siempre he pensado que quién no arriesga no gana, y a veces, hay quienes no quieren que arriesguemos por ellos.

    Me ha encantado, de verdad.
    Me quedo :)

    ResponderEliminar
  3. Me ha tocado muy hondo. Maldita la experiencia, pero qué delicia el haberlo podido intentar, ¿no? Hay cosas que nacen para atraerse sin poseer la forma adecuada de encajar, y uno queda a merced de la tentativa, del entrechoque. Pero eso no le quita la música, no le quita la magia ni la belleza al asunto.

    Por eso siempre nos golpeamos una vez más.

    Una poesía increíble. De verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, lo olvidaba, gracias por pasarte ^^

      Eliminar
  4. Aunque la puerta este abierta, no hay jaula que retenga mas que la que no sabemos abandonar.

    Alejarse de lo que deseábamos que fuera pero no fue cuesta, pero se hace necesario para darnos la oportunidad de vivir donde habitan las sonrisas y no las lagrimas.

    Desaprender solo se puede hacer cuando se ve claro que lo que nos enseñaban no nos vale.

    ResponderEliminar
  5. Expectativas... esas grandes hijas de puta.
    Me ha encantado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ME GUSTÓ, TE SEGUIRÉ LEYENDO. BESOS!

    ResponderEliminar
  7. Las personas nunca pueden ser adecuadas si aparecen en momentos inoportunos. Pero nuestras ganas de creer que sí son las adecuadas nos hacen intentarlo y construirnos nuestras propias jaulas. Y hasta que no estamos encerrados y atados no nos damos cuenta de que añoramos la libertad.
    un besoo!

    ResponderEliminar
  8. Me ha llegado, y mucho, me he sentido bastante identificado con cada verso. Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  9. Seguro que sí, que os buscasteis donde las calles no tienen nombre (o donde lo pierden) y pasasteis a un suspiro el uno del otro sin daros cuenta...

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  10. nunca me canso de leerte es INCREIBLE y después de tantos meses sin estar por aquí da gusto tener tantas entradas por leer¡
    he vuelto¡¡ lucesenparis.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. "Pero te gustaba así, marciana"
    Sublime. Sin palabras, en serio.
    Da gusto encontrar con rinconcitos así un lunes de vacaciones.
    Un beso muy muy grande! :)

    ResponderEliminar
  12. Siempre es un placer intentarlo, sin tener ni idea del pozo en el que nos metemos. Darle esa chispilla a la monotonía, vaya.
    Una vez más disfrutando de tus entradas, aprendiendo de ellas.
    Una vez más encantada de que me leas. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  13. La mitad de los barrotes de nuestra vida los ponemos nosotros. Así nos va...
    Me ha encantado, pero me asusta el título.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Es preferible alguien que desea quedarse con Uno que pedirlo...

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  15. Las expectativas son una mierda
    saludos

    ResponderEliminar
  16. Se desaprende bien en tus líneas. Un alivio blogueril esa poesía de dudas marcianas.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  17. Se desaprende bien en tus líneas. Un alivio blogueril esa poesía de dudas marcianas.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  18. Hola no te imaginas lo identificada que me siento con este último post,
    yo acabo de empezar en blogger y escribo básicamente mal, para desahogarme
    http://cistussalvifolius.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  19. "lo bonito de las dudas me lo han contado tus labios" :) muy bonito.
    Gracias por tus comentarios!

    ResponderEliminar
  20. "lo bonito de las dudas me lo han contado tus labios" :) muy bonito.
    Gracias por tus comentarios!

    ResponderEliminar
  21. Yo siempre me doy 5 minutos sabiendo que serán 10. Y así con todo.

    ResponderEliminar
  22. Después de estar desaparecida por meses he decidido sacar la nariz de los libros para escribir, pero no sin antes pasarme a leer tus últimas y no tan últimas palabras de las que no he disfrutado en estos meses. He de decir que siguen siendo magnificas, pero deplorablemente ese chico 'sigue en sus treces' en tus recuerdos. Dejalo volar. Disfruta de observar su partida.
    Un beso enorme.
    Te espero por mi blog, aunque va a haber ciertas modificaciones, a convertirlo en sencillo, pero espero que sigas recordandome:
    paularodriguezfalcon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. Intentarlo siempre. Pero saber cuando dejarlo también.
    Me ha encantado tu blog, gracias por haberte pasado por el mío hace ya un tiempo (lo acabo de ver, ocupaciones...) espero seguir leyendote!

    ResponderEliminar
  24. una cosa es lo que es y otra lo que queremos ver.

    ResponderEliminar
  25. Siempre dejar y volver a nuestro lugar nos cuesta, nos cuenta conocer y perder algo que queríamos, pero creo que siempre volvemos o vamos a donde tenemos que estar, así que el viaje que decidas emprender seguramente va a ser el correcto. Gracias por tu comentario en mi blog. Mucha luz.

    ResponderEliminar